Razones por las que un centro de educación infantil debería contar con psicólogos

El psicólogo en los centros de educación infantil cumple un papel colaborativo. Su desempeño es importante, ya que permite crear un mejor plan de estudios, un ambiente amigable y sobre todo, prestar atención a los estudiantes para ayudarlos en cualquier dificultad que presenten. A continuación explicaremos un poco más cada una de estas razones:

Colaborar en el plan de estudios

Los psicólogos se encargan de colaborar en la creación y desarrollo de la propuesta pedagógica del centro educativo. Asimismo, deben evaluar sus resultados y efectos, considerando que estas instituciones tienen como principales objetivos el desarrollo de aspectos psicológicos como la autoestima, la sociabilidad, el lenguaje y la comunicación, entre otros.

Ayudan a crear un ambiente afectivo

Las actividades deben realizarse en función de que los más pequeños logren integrarse fácilmente a su entorno. Para lograrlo, el ambiente educativo debe contar con herramientas que ayuden al niño a adaptarse.

Colaborar entre la educación y la familia

Un psicólogo encargado de evaluar el comportamiento y desempeño de los estudiantes será de gran ayuda para determinar a tiempo diferentes condiciones y comportamientos en los niños. Así un niño con dislexia, por ejemplo, podría recibir una evaluación del psicólogo escolar. Él sería quien citaría a sus representantes y rápidamente se tomarían medidas necesarias para ayudar al niño en su aprendizaje.

Los centros educativos que no cuentan con este tipo de atención dejan a sus estudiantes desamparados y, con el paso del tiempo, no logran un desempeño óptimo en su escolaridad. Con una atención temprana se garantiza que el niño pueda sacar provecho de sus futuros años de estudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *